Producción moda sostenible
Moda sostenible

La importancia de producir moda sostenible

Una de las cuestiones que más nos hacen a menudo y que, sinceramente, nos causa un gran dolor, es cuál es la importancia de producir moda sostenible. Es por esto que en esta entrada queremos contar, a nivel profundo, qué ocurre cuando se diseña y produce moda respetuosa y sostenible, tanto con las personas como con el planeta.

¿Por qué es importante producir moda sostenible?

Un precio bajo o una alta demanda son factores que hacen que, indudablemente, deba existir un sobrerendimiento que permita ofrecer al consumidor lo que desea. Sin embargo, cuando vamos de compras y pensamos en los 3×2, en los saldos y similar, poco pensamos en qué está ocurriendo detrás para poder irnos a casa con el maletero lleno y la cartera no demasiado vacía. Obtenemos mucho por muy poco y todos sabemos que ese no es el método lógico; para que nosotros, como usuarios ganemos, alguien tiene que perder, y no es la industria.

Condiciones laborales de la moda sostenible

¿Nunca te has preguntado cómo puede ser rentable que una camiseta cueste, a día de hoy, en España, 2 euros? ¿Cuánto tiempo tendrías que dedicarle, suponiendo que seas modista, patronista  o similar para confeccionarla? ¿Ese tiempo cuánto vale?

En efecto. Para que nosotros consigamos un outfit completo por 12 euros, alguien está ganando esos 2 euros AL DÍA, y eso con suerte. El Hemisferio Norte explota al Hemisterio Sur. Esta es una verdad sabida por todos, como también sabemos que 2 euros no tienen para los trabajadores de Bangladesh el mismo valor que para nosotros. Sin embargo, sigue siendo un pago ridículo por una jornada de trabajo.

Mencionemos, además, que sus jornadas no son ni remotamente parecidas a las nuestras. Con turnos de 10 horas o más (a veces pernoctando en el lugar para realizar jornadas dobles que, en ocasiones, no se retribuyen por ser ilegales), con un descanso que, a lo sumo, será de 15 minutos (si lo tienen), hacinados por centenas en lugares sin ventilar y enterrados en prendas… Eso es lo que estamos pagando con los 2 euros de esa camiseta, de la cual, no olvidemos que estamos pagando también instalaciones en nuestro país, sueldos de dependiente españoles, locales y, por supuesto, el correspondiente beneficio para el empresario. Dinos cuánto, de esos 2 euros, ha visto la persona que ha fabricado tu camiseta.

Moda sostenible y respetuosa

Hablamos de esclavitud pues, aunque se trata de un trabajo pagado, las condiciones no son justas en lo absoluto, perforando profundamente la dignidad de ese trabajador el cual, por desgracia, necesita esos 60 euros (siendo generosos) al mes para no morir de hambre.

Sin embargo, “tiene que ser así”. Con una demanda ingente es necesaria una mano de obra de la misma envergadura, capaz de satisfacer la necesidad social. Y si hay que pagar a muchos y queremos ganar dinero, les pagaremos poco.

Explotación de recursos

Consumir más moda significa que alguien debe producir más, ya lo hemos visto, y para hacerlo no sólo se necesitan más manos. También hacen falta materia prima y, con ello, terrenos.

La producción es más rápida que el cultivo. Esto significa que se necesitan terrenos más amplios, técnicas más agresivas de crecimiento y recolección, no respetar los tiempos de descanso que el planeta necesita entre cosecha y cosecha…

Y para que esto se lleve a cabo es preciso deforestar, usar abonos químicos y otros productos que destrozan el suelo, desertizar, empobrecer el suelo, ahogarlo con un regadío constante, reacomodar (por decirlo finamente) especies, forzar el suelo con cultivos que pueden no resultar los más adecuados… En definitiva, aplicar técnicas que hacen que, poco a poco, los recursos se vayan agotando. Y aunque el dueño de una fábrica textil X no se dé cuenta, su nieto se encontrará con que sus tierras han terminando siendo baldías debido a la sobreexplotación.

En este aspecto, también podríamos terminar comentando que esta industria es la segunda más contaminante del planeta, siguiendo a la petrolífera. Esto nos indica que no sólo consumimos como bestias sino que, además, fomentamos el deterioro del medio de diferentes maneras: vertidos residuales con detergentes, tintes, químicos y más en aguas, fabricación de elementos sintéticos, emitiendo contaminantes que ensucian nuestra atmósfera y agravan el considerable problema que tenemos con la capa de ozono, etc.

Por supuesto, la ropa producida con moda sostenible no puede evitar contaminar pero, si en lugar de comprar tres pijamas por año compras uno cada tres años… ¿no estamos reduciendo el consumo y, con ello, la producción en más de un 80%? Si todos comprásemos pocas prendas de mejor calidad, esa reducción se mantendría, de manera que contaminaríamos menos y, por supuesto, también sería menor la sobreexplotación de los recursos, tanto de los humanos como la de los suelos y los materiales.

¡Fíjate tú dónde radica la importancia de la moda sostenible! Sólo sirve para una cosa, pero una muy importante: ser mejores seres humanos.

Related Posts

One thought on “La importancia de producir moda sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *